30 diciembre 2014

El Humedal La Ranita

La Recuperación del Cerrito, por parte de Germina La Florida, no es la única experiencia de ocupación comunitaria de un espacio abandonado. En Chile son cientos los movimientos y organizaciones que están buscando lo mismo: convertir espacios abandonados en centros culturales y comunitarios para el disfrute de todos y todas. Uno de ellos es el Humedal La Ranita, en Isla Negra, que hace solo dos meses un grupo de vecin@s del sector comenzaron la intervención en las cercanías de este humedal abandonado y ya se consolida como Centro Intercultural.

Al llegar al terreno te recibe un cerco de madera muy colorido con mensajes como “Respeto a la Vida” y “Estemos Juntos”, que desde ya te invita a pasar y ser feliz.  Dentro del recinto un montón de estructuras bioconstruidas que dan cuenta del esfuerzo y dedicación que la gente ha puesto en este lugar, y cuesta creer que todo esto se haya logrado en tan solo dos meses: una sede comunitaria con cocina y dormitorio, una sala multiuso para los talleres para los niños y niñas, huertos, espiral de hierbas medicinales, baño seco, y hasta un bicicletero de madera, entre otras intervenciones que ya hacen de este un lugar más vivo de como solía estar.

Se trata del Centro Ecológico Intercultural La Ranita, un espacio destinado a la comunidad con el propósito de convertirse en un espacio holístico de terapias sanadoras y contacto con la naturaleza. Un proyecto grande y bien pensado que además se convierte en una solución habitacional para muchos de los que están trabajando aquí, poniendo alma y corazón para convertir La Ranita en un lugar para todos y todas.

EL HUMEDAL
 El Humedal La Ranita es un pequeño estero que atraviesa  una parte del predio y que termina desembocando sus aguas dulces en las playas de Isla Negra. Pese a su pequeño tamaño de no más de 3mil metros cuadrados (en un predio de unos 18mil m2), alberga una gran diversidad de fauna característica de humedales, como Pidenes, Huairavos y Garzas. Sin embargo la especie más característica y que le da su nombre al humedal, es la Ranita Chilena (Calyptocephalella gayi), el anfibio más grande de Chile, una especie endémica y en estado de conservación vulnerable, muy amenazada por el introducido Sapo Africano. He ahí la importancia ecosistémica de este humedal, el cual a toda costa debe ser protegido ya que hace tan solo unos meses no lo estaba.

Antes de la intervención de l@s amig@s de Santa Lucha Artes y Oficios, agrupación local que lidera esta recuperación, el sector de La Ranita se encontraba abandonado a su suerte hace más de 40 años, sin cercos que rodearan el predio permitiendo que caballos entraran a pastar al humedal, eliminando su flora nativa, y que perros amenazaran constantemente a las aves. Esto sin contar con que la gente inconsciente suele utilizar estos espacios como lugar para echar basura y escombros, situación que trae riesgo de enfermedades a los pobladores aledaños. Sin embargo en tan solo dos meses en que se cercó el terreno -impidiendo el paso de perros y caballos- se limpió y se protegió en definitiva, el humedal a recobrado gran parte de su flora y se han observado especies de aves que hace años no se veían, según cuentan los lugareños, y la ranita ha vuelto a croar por las noches.

LA RECUPERACIÓN
El terreno, en el papel, pertenece al Centro de Estudiantes de Ingeniería de la Universidad de Chile, quienes lo adquirieron hace unos 40 años y lo dejaron abandonado a su suerte hasta el día de hoy que se encuentran en conversaciones con la gente de La Ranita, esperando llegar a buen puerto y que se logre realizar este proyecto ecológico y social.

El proyecto de Centro Ecológico Intercultural contempla combinar de manera sustentable lo social, lo educativo, lo ecológico y lo cultural. Esto se realiza en tres partes:

-Primero desde el lado ecológico, la intensión es resguardar el bienestar del ecosistema de La Ranita, realizando intervenciones que aporten a su conservación y protección.

-Segundo, desde el aspecto social, siendo una solución habitacional para al menos 7 núcleos familiares que participan de este proyecto, cuyas casas serán de construcciones sustentables, bioconstruidas con una estética coherente, acordes al ecosistema y alejadas del humedal mismo para una mínima intervención.

-Finalmente, en el aspecto intercultural, La Ranita es desde ya un espacio para impartir talleres educativos y terapias para la salud del cuerpo y alma. Así como un espacio para el arte y la recreación, todo esto ligado a los puntos anteriores haciendo de este un proyecto holístico y un centro demostrativo que de luces de que se puede crear algo absolutamente sustentable.

En definitiva, el Centro Ecológico Intercultural La Ranita es un espacio compuesto por un grupo multidisciplinario de vecinos y vecinas del sector: artesanos, terapeutas, actores, artistas, panaderos, psicólogos, educadores, antropólogos, diseñadores, arquitectos, entre otros más que apoyan, cuyas fuerzas se unen para proteger el ecosistema del Humedal La Ranita y generar entre tod@s un espacio para la comunidad donde se pueda hacer educación ambiental, medicina natural, terapias y talleres varios para los niñ@s y adult@s del lugar.

APERTURA AL PÚBLICO
Desde un comienzo la iniciativa estuvo abierta a cualquier persona de la comunidad que quisiera ayudar, y sin mucha espera se sumó gente en la recuperación de este espacio. Todas las semanas se hacen diversos talleres para los niños y niñas, como también jornadas de Yoga y terapias para l@s más grandes. A su vez se realizan Autotalleres en los cuales los mismos integrantes del colectivo se autoeducan en materia de bioconstrucción y otros temas similares para tod@s poder aportar y ayudar de mejor manera.

Si bien ha estado abierto a la comunidad desde sus inicios hace solo dos meses, es recién ahora que se realizará la primera actividad “masiva” y abierta en la que se espera que se acerque mucha gente de Isla Negra, El Quisco, El Tabo y por qué no, también de Santiago y otros lados aprovechando el verano.

Es así como este Domingo 4 de Enero se realizará una "Jornada de Recuperación del Cuerpo", un día de terapias de salud integral con la intención de recuperar la autonomía de la salud en nuestras propias manos. En esta jornada habrá Masajes, Reiki, Chikung, Yoga, Auriculoterapia, Flores de Bach, entre otras actividades como documentales y biodanza, durante todo el día, a partir de las 11:00 hrs.

Están todas y todos invitados a conocer esta experiencia en el Humedal La Ranita, ubicado en calle Piedra del Trueno, Parcela Nº7, Isla Negra.

Para mayor información: