11 febrero 2016

Los Nuevos Parques de La Florida

Luego de haber sido duramente cuestionado en la comuna por el deterioro ambiental, las talas masivas  y el pésimo manejo del arbolado urbano y las áreas verdes, el municipio de La Florida ha intentado ponerse las pilas en esta materia, pero ¿ha tenido resultados reales?

Entre el año 2013 y 2015, más de 400 árboles fueron talados en La Florida, incluyendo muchos Árboles Nativos, y árboles tan longevos y patrimoniales como jóvenes recientemente plantados. Estas talas masivas fueron perpetradas por el mismo municipio y sin ninguna justificación válida –hasta el día de hoy no han dado explicaciones- haciendo simplemente un gran daño ambiental a una de las comunas con menos áreas verdes de Santiago y aumentando el cuestionamiento de la opinión pública sobre el manejo municipal en materia medioambiental.

Las Talas Masivas
Las talas partieron silenciosamente cuando en el año 2013 se talaron cerca de 27 árboles de más de 30 años en calle General Arriagada. Continúo con otros 25 árboles talados en Santa Mónica el 2014 para evitar la organización de los vecinos que querían recuperar un espacio público. Posterior a eso vendría la tala de 29 Pimientos en lo que se denominó el “Asesinato en la calle Santa Raquel”, que luego continuó con más de 100 árboles nativos talados en Avenida La Florida, entre 2014 y 2015, para ser reemplazados por Palmeras. A finales de ese año se talaban unos 15 árboles frutales en un terreno municipal en Orompello, y se dio el vamos por parte del municipio para que el MOP talara 197 árboles en Vicuña Mackenna para la construcción del corredor de Transantiago. A esto se le suma otras decenas de árboles talados en“Los Nuevos Cruces”  y “Veredones” que el municipio comenzó a instalar el 2015 como campaña de reelección para Rodolfo Carter.

No conforme con lo anterior, el Alcalde ha bajado su popularidad por intentar destruir uno de los parques más grandes y consolidados de la comuna,  el Parque AlbertoLarraguibel, donde peligraban más de 240 árboles. Y últimamente por mentirle al@s floridan@s respecto al futuro del Bosque Panul, el cual está bajo inminente amenaza inmobiliaria pese a que aseguraron que el Panul “estaba salvado”.

Perdida de Áreas Verdes
A la pérdida del arbolado urbano se le suman los demochamientos camuflados de poda, las podas en verano, la invasión delladrillo molido y exceso de maicillo, el reemplazo de suelo por cemento en parques y plazas, las expansión urbana y densificación de áreas semi-rurales. Esto se ha hecho evidente para los expertos que ya advierten un descenso en la cantidad de áreas verdes en La Florida.

Como es sabido, la Organización Mundial de la Salud sugiere  9 metros cuadrados de área verde por habitante para vivir en un ambiente saludable. En La Florida al año 2010, antes de todo el deterioro ambiental mencionado, se contaba con 3,3m2/hab lo que ya estaba muy por debajo de lo recomendado. Para el año 2014 la cifra habría descendido a 2,38 m2/hab. Cifra no menor que convierte a La Florida en una de las comunas con menos áreas verdes de Santiago.

Intentando Repuntar
Por supuesto que estas negativas cifras y las críticas por el innegable mal manejo ambiental, han preocupado de sobremanera a las autoridades municipales, sobre todo estando ad-portas de las elecciones municipales. Con esto en mente, el Municipio de La Florida comenzó un plan de “mejoramiento” de espacios públicos y anunció la creación de nuevos parques y áreas verdes.

Si bien, para la foto y sin un mayor análisis, esto pareciera como si el municipio estuviera finalmente haciendo las cosas bien, basta una pequeña mirada más a fondo y nos damos cuenta de la verdadera calidad de estos nuevos espacios.

Quisimos hacer un recorrido por estos llamados Nuevos “Parques” y “Áreas Verdes” que el municipio ha generado, y para ser justos, esperamos varios meses para que las obras estuvieran finalmente terminadas.

Parque Eduardo Frei Montalva

Se anunció con bombos y platillos como el “Nuevo Gran Parque de La Florida”, ubicado en Av. La Florida con Departamental, con una inversión de 700 millones de pesos que crearía un parque de 18 mil metros cuadrados.

La realidad es que se construyó una fachada de tan solo 8.500 metros cuadrados donde solo mil metros cuadrados son utilizables (Juegos modulares y máquinas de ejercicio). El “Parque” está compuesto por montículos que ocultan de los transeúntes y automovilistas un peladero de 10 mil m2 (del cual se le eliminaron 2.500 m2 de superficie vegetada y se le quitó el riego a árboles que ahora están muriendo). Por la ladera de los montículos que da hacia la avenida tiene pasto, donde la gente puede sentarse (en declive), sin embargo por la ladera oculta a la vista está vegetada con Aptenia cordifolia, una enredadera suculenta en la cual no se puede caminar ni menos sentarse. 
Al pasar por el lugar se puede observar que la gran mayoría de los árboles plantados, que en su totalidad son exóticos, están secos y sin hojas.

Cabe mencionar que se talaron más de 100 árboles nativos consolidados para construir este “Parque”, y además se eliminó la “Plaza de Abastos” donde Miércoles y Sábado se ubicaba la feria libre más grande de La Florida. Se le prometió a l@s feriantes que se haría un espacio para la feria, con puestos permanentes techados, pero nada de eso se llevó a cabo pues rediseñaron el proyecto para instalar en ese lugar “Los juegos infantiles más grandes de la Región Metropolitana” cambio que fue anunciado posterior a las críticas por dejar un gran peladero.
De todas formas este “Parque” ha sido un aporte para cientos de niños y niñas que no contaban con un lugar donde jugar, los cuales acuden en familia a la pileta para capear el calor y a los juegos modulares, por lo que aplica al menos como un “Espacio Recreacional”.
Lee más detalles de este “Parque” en esteálbum de fotos.

Parque San Juan Bosco

Este “Parque”, pese a ser anunciado por el municipio como obra propia, corresponde a un proyecto de Mitigación Vial de la Inmobiliaria Sinergia S.A (Alto Macul y otros proyectos), con una inversión de 560 millones de pesos.
Corresponde a las platabandas y veredas de la avenida Tobalaba, entre Lo Cañas y Departamental. Lejos de ser un verdadero Parque, no es más que un veredón donde predomina el Maicillo, el Ladrillo Molido y  el cemento. Se pusieron palmetas de Pasto en los sectores donde la vereda es más estrecha y está más visible hacia la calle. En los sectores ocultos una vez más se rellenó con la ya mencionada Aptenia cordifolia que impide el uso público de estos espacios, al igual que las Docas. 
Como es habitual, para construir este espacio se talaron muchos árboles y se eliminaron grandes pastizales para llenarlos de Maicillo con solerillas que solo impiden la cómoda circulación y no delimitan nada.
Los árboles plantados son en su totalidad exóticos, Liquidambar y Tuliperos en su mayoría, y muchos de ellos se encuentran secos y sin hojas.
Lee más detallesde este “Parque” en este álbum de fotos.

 Plazas de Avenida La Florida

Fue una grata sorpresa para tod@s cuando hace unos meses en Av. La Florida, entre Walker Martinez y Departamental, se comenzaron a construir nuevas plazas en el lugar donde antes había estacionamientos. Sin embargo la ejecución no fue la mejor.
Las plazas fueron construidas sobre el cemento de la calle sin removerlo, se instalaron juegos modulares acompañados de solerillas, cunetas y bolones de cemento. Pasaron meses en que nos preguntábamos ¿Dónde pondrán vegetación? Y ¿Cómo plantarán árboles? Pasaron las semanas y las jardineras y plazoletas fueron finalmente rellenadas con maicillo y ripio. Sólo en una de ellas pusieron un pequeño cuadrado con pasto.
Y cómo en todas las otras intervenciones, se talaron árboles para luego poner otros que ya están secos y sin hojas.
Lee más detallesde este “Parque” en este álbum de fotos.

Paseo Cabildo

Aquí es donde se comenzó a notar la desesperación del municipio por aumentar la cifra de áreas verdes. El Paseo Cabildo ha sido históricamente un paseo peatonal donde además se hacen eventos sociales y ferias. Hace unos meses se instalaron 35 maceteros con arbustos y fue mencionado en entrevistas como que “aumentaría la cantidad de áreas verdes de la comuna”. Ahora quedan pocos maceteros y se comenzó a construir un espacio recreativo para niños, con juegos modulares. Para ello eliminaron para siempre la clásica Feria Navideña que todos los años les daba ingresos a familias floridanas que lo necesitaban.
Lejos de ser una mejora, esto dificulta el libre tránsito de los transeúntes y elimina la posibilidad de eventos culturales que ahora fueron trasladados a lugares privados como los Malls, pero al menos habrá un nuevo lugar donde podrán jugar los niños... a todo sol.
Lee más detallesde este “Parque” en este álbum de fotos.

Estos son tan solo algunos de los ejemplos, pues a lo largo y ancho de la comuna se han realizado estas intervenciones que en resumen, talan árboles consolidados, destruyen espacios públicos y eliminan sus usos cotidianos e históricos, solo para dar cuenta de que se está haciendo algo.

¿Pero habrá aumentado realmente la cantidad de áreas verdes? ¿ha aumentado la calidad de estos espacios públicos?

Nuevo Estudio
No existe una definición oficial de qué es un “Parque”, pero en general se entiende por un área verde de gran tamaño, cercano a una condición natural y con gran cantidad de árboles. Al mismo tiempo, existen distintas definiciones de “Área Verde” que incluso a nivel legal deja como opcional que estos espacios tengan si quiera vegetación. Entonces, ¿son estos nuevos espacios realmente “Parques”?, ¿son Áreas Verdes de calidad?, ¿contribuyen a aumentar la cantidad de metros cuadrados de área verde por habitante?

En Germina La Florida estamos trabajando en un estudio que entregará respuestas a estas preguntas. Ya que no existen definiciones adecuadas, se ha trabajado en nuevas definiciones precisas, y en base a estas, determinar cuáles son o no áreas verdes, cuál es su cantidad real en La Florida y cuál es la calidad de las nuevas y antiguas áreas verdes. Esperamos tener los resultados de este estudio a mediados del presente año y poder compartirlo con todos y todas para aprender junt@s a valorar nuestros espacios públicos y fomentar la participación comunitaria para exigir y generar intervenciones reales y de calidad para el ecosistema floridano.